Perfil demográfico modifica tipo de residencias médicas

A partir de este año la Secretaría de Salud (Ssa) inició el cambio en el tipo de plazas para las residencias médicas, al crear 58 espacios para el área de geriatría y desaparecer igual número en pediatría, informó Maki Esther Ortiz Domínguez, subsecretaria de Innovación y Calidad.

Con esta medida se busca responder a las necesidades demográficas y de salud del país; en este caso, por el incremento que en los siguientes años registrará la población mayor de 60 años de edad, y por tanto, la demanda de servicios médicos específicos.

En entrevista, la funcionaria detalló que hasta 2009 el examen nacional de residencias médicas contemplaba la incorporación de casi 800 lugares para pediatras. Para este año el número se redujo a 735 y lo mismo ocurrirá con otras áreas clínicas.

El objetivo es poder contar con más radiólogos, radio-oncólogos y siquiatras, entre otros, apuntó.

Aceptaron 6 mil 242 aspirantes

Al comentar sobre el término del proceso de selección de los médicos, que en marzo próximo iniciarán estudios de especialización en los hospitales del país, Ortiz Domínguez comentó que se inscribieron 22 mil 633 aspirantes para concursar por algunas de las 6 mil 242 plazas disponibles.

Por tercer año consecutivo el examen se realizó mediante un sistema informático, con el cual se ha logrado evitar actos de corrupción, principalmente la venta de la prueba. En esta ocasión, también por vez primera, se incluyeron reactivos con imágenes (electrocardiogramas y radiografías).

La subsecretaria admitió que por falta de recursos económicos no se ha incrementado el número de plazas. Se podría admitir a mil 500 médicos más si la Ssa tuviera el presupuesto suficiente. Cada galeno percibe una beca de entre 11 mil y 14 mil pesos mensuales. La apertura de lugares extras está sujeta también a la existencia de hospitales certificados donde puedan realizar su entrenamiento.
Resaltó la importancia de que el país cuente con recursos humanos suficientes y preparados para la atención de todo tipo de padecimientos que afectan a los mexicanos, y sin duda, los médicos residentes representan esa posibilidad, además de que durante su preparación contribuyen con sus servicios en los hospitales a hacer efectivo el derecho a la salud.

En tanto, ayer se dio a conocer la creación de la Academia Nacional de Educación Médica (ANEM) y el aval otorgado por la Ssa al Comité Normativo Nacional de Medicina General como el único órgano reconocido para certificar a los médicos generales.

Durante una conferencia, Alberto Lifshitz, presidente fundador de la ANEM, destacó la importancia de la certificación de los profesionales de la salud, pues de alrededor de 150 mil médicos generales que existen en México, sólo 40 mil cuentan con esta acreditación.

Dijo que cada año egresan de 95 escuelas de medicina 15 mil nuevos profesionales que también tendrían que pasar por un proceso para validar su formación; sin embargo, hasta hoy la certificación es voluntaria.

El especialista llamó la atención sobre el tema porque 85 por ciento de las consultas se realizan con el médico general, por lo cual los pacientes deberían poder tener la certeza sobre la calidad del servicio que reciben, sobre todo porque el avance de la ciencia médica es tan veloz que en el transcurso de un año el médico deja de estar actualizado, afirmó Lifshitz.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2010/10/22/index.php?section=sociedad&article=043n1soc