Desigual distribución de médicos en México

Hay dos médicos por cada mil mexicanos. La mayoría se concentran en los estados más solventes; mientras en la Cámara de Diputados se modificó una ley para integrar en una sola consulta las acciones de prevención de la salud

Casi 12 millones de connacionales requieren hacer cambios en su estilo de vida, de los cuales ocho millones tratan enfermedades continuamente con medicamentos; sin embargo, es la minoría la que los realiza o se acerca a recibir tratamientos preventivos, así lo comentó el diputado Rubén Acosta Montoya, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

“Lo grave es que todos están expuestos sin una correcta anticipación, porque cada padecimiento genera nuevos daños irreversibles”.

Por lo tanto, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad de 387 votos, en lo general y en lo particular, diversas reformas y adiciones a la Ley General de Salud, a fin de considerar la atención médica preventiva integrada al Sistema Nacional de Salud (SNS).

Garantizar la cobertura universal de la salud es sólo el primer paso; empero, conforme pasa el tiempo, la población se incrementa aceleradamente y la infraestructura como los servicios que el sector salud ofrece no son suficientes.

En las áreas rurales y en los estados más pobres es un reto aun mayor, porque no hay suficientes médicos en el país, la tasa es de dos facultativos por cada mil personas, según datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollos Económicos (OCDE); además, los médicos se concentran en los estados con más poder adquisitivo.

El objetivo de dichas modificaciones es realizar todas las acciones de promoción y protección de la salud de acuerdo con la edad, sexo y factores de riesgo de las personas; eso comprenderá la atención integrada de carácter preventivo, acciones curativas, paliativas y de rehabilitación, incluyendo la atención de urgencias; entre tanto pasaron al ejecutivo federal para sus efectos constitucionales.

Al fundamentar el dictamen de la Comisión de Salud, su secretaria, diputada Carla Alicia Padilla Ramos (PVEM), refirió que el creciente número de programas preventivos ha contribuido aún más a la fragmentación de los servicios de salud, por lo que para alcanzar el propósito de un verdadero cuidado “es indispensable avanzar en la atención preventiva integrada a la salud, y convertirse en una prioridad” del SNS.

El diputado Rubén Benjamín Félix Hays (Nueva Alianza) subrayó la importancia de convertir la prevención en una línea estratégica en el Sistema Nacional de Salud, para garantizar que este derecho sea universal y de calidad, en un marco de asignación racional de recursos fiscales.

La diabetes mellitus, las enfermedades del corazón, cerebro-vasculares y la desnutrición calórica-proteica son algunas de las principales enfermedades prevenibles en México; su falta de prevención y atención, deteriora la calidad de vida de millones de personas y causa miles de muertes al año.

La diputada del PT, Magdalena del Socorro Núñez Monreal urgió a crear una cultura de la prevención de la salud en México, cuyo faltante “puede amenazar la eficiencia de una legislación como esta, abriendo un reto para el corto y mediano plazo en este tema que debe ser atendido con prontitud y energía”.

Por Movimiento Ciudadano, el diputado Juan Ignacio Samperio Montaño sostuvo que una salud precaria implica un empobrecimiento económico por los gastos en bienes y servicios, los cuales representan aun 4.5 por ciento del consumo final de los hogares en México y 50% más que el promedio de la OCDE.

La diputada del PRD, Alliet Mariana Bautista Bravo se pronunció por modernizar el enfoque de salud del país, para impulsar una atención preventiva integral con énfasis en las causas de las enfermedades que aquejan a los mexicanos, para ahorrar recursos públicos, que significa fortalecer la economía, ya que atender la diabetes, tuvo un costo de 15 mil 118 millones de dólares en el 2000.

El costo directo de su tratamiento fue de mil 974 millones. Se emplearon mil 108 millones de dólares en el tratamiento de la enfermedad y la prevención de las complicaciones.

“Con esta reforma se armoniza el marco regulatorio nacional con la tendencia mundial de salud que implica una atención integral de las enfermedades, como una política pública de Estado, cuya base es la prevención integrada”.

Fuente: http://www.nssoaxaca.com/salud/34-general/68033-hay-dos-medicos-por-cada-mil-mexicanos